La personalidad también cuenta

14 octubre 2015


A la hora de seleccionar a un candidato para un puesto, aparte de escudriñar su experiencia laboral y conocimientos, también es necesario conocer su personalidad con objeto de elegir al más indicado para cubrir dicha necesidad. No todas las personalidades son idóneas para determinados tipos de puestos. Por lo tanto, es clave acotar qué tipo de personalidades se requieren para desempeñar las tareas u objetivos asignados a cada necesidad. Uno de los test de personalidad utilizados es el denominado “Big 5”, en el que se mide la personalidad de los individuos en función de cinco dimensiones. Estos tests o controles no son infalibles, pero sí ayudan a reducir el error de elegir a candidatos sin el potencial deseado para desempeñar ciertas funciones.

Muchos estudios realizados en diferentes partes del mundo a lo largo de los años han correlacionado las numerosas y diferentes personalidades analizadas con los cinco elementos que mide este test de personalidad. La mejor forma de recordarlo es a través del mnemónico inglés OCEAN, donde cada letra representa cada una de estas dimensiones que pretende medir la personalidad de cada individuo:

- La O significa “Openness” (Apertura), o lo que es lo mismo, la forma en que estamos dispuestos a adaptarnos al cambio o estar abiertos a nuevas experiencias. Si nuestra puntación es alta, esto quiere decir que podemos manejar bien entornos de incertidumbre o cambiantes, buscando retos desafiantes y con una mentalidad mucho más dinámica. Aquellos individuos con puntuaciones en la escala más bajas, son mucho más felices con la rutina, sintiéndose incómodos en entornos cambiantes. Por ejemplo, sería deseable que las personas que se dedican al campo de la investigación tuvieran una alta  puntuación en esta dimensión.
A la hora de seleccionar al mejor candidato para un puesto es necesario conocer su personalidad con objeto de elegir al más indicado para cubrir dicha necesidad.

- La C significa “Conscientiousness” (Conciencia), que cuantifica en qué medida nos gusta ser precisos u ordenados. Por lo general, los individuos con una puntuación alta les gusta trabajar, así como ser fiables y perfeccionistas en su trabajo. Cuando esto es llevado al extremo, pueden incluso convertirse en adictos al trabajo o “workaholics”, orientados a conseguir éxitos u objetivos planificados. Esta dimensión debería ser obligatoria para todos los puestos de trabajo. Sin embargo, podría ser menos importante en comparación con otras, sobre todo cuando hablando de algunos puestos de trabajo en el que las habilidades sociales son claves para alcanzar el rendimiento deseado.

- Pasamos ahora a la E, que significa “Extraversion” (Extroversión), o lo que es lo mismo, lo opuesto a introversión. Refleja en qué medida te orientas hacia el exterior, interactuando con otras personas y buscando la satisfacción de éstas. Esto es importante, por ejemplo, en un contexto de aprendizaje. Algunas personas se sienten más cómodas aprendiendo por si solos encerrándose en su estudio o en la biblioteca por ejemplo. Otras prefieren adquirir conocimiento de una manera mucho más social, relacionándose con otras personas para consolidar su aprendizaje.

- La letra A significa “Agreeableness” (Amabilidad), en otras palabras, el grado en que queremos ser del agrado de la gente. Las personas que puntúan alto en esta dimensión tienden a creer que la mayoría de las personas son honestas, decentes y dignos de confianza. Por este motivo, a veces se intenta seleccionar a personas con puntuaciones bajas, es decir, un poco más desconfiadas. Los individuos con niveles bajos en esta dimensión tienden a ser menos empáticos, más competitivos y manipuladores.

- Por último, llegamos a la letra N que significa “Neuroticism” (Neuroticismo), o lo que es lo mismo, la tendencia a experimentar emociones negativas. Las personas con niveles altos son más propensos que el promedio de experimentar sentimientos tales como la ansiedad, la ira, la envidia, la culpa y estados depresivos, respondiendo peor a situaciones de estrés y más propensos a interpretar situaciones ordinarias como amenazantes.

En muchas plataformas de internet puedes hacer tu mismo este test, sin embargo, se debe tener mucha cautela con las interpretaciones que se hagan a raíz de los resultados obtenidos, ya que lo correcto sería que un profesional lo hiciera de forma individual e integral, dentro de otros procesos que pudiera éste utilizar para medir dicha personalidad y la idoneidad para cubrir un puesto determinado. Si deseas medir los diferentes parámetros de este test de personalidad, puedes visitar la siguiente página: Test personalidad - Big 5



No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTICIAS Y SITIOS DE INTERÉS

LO + VISTO