Aprovecha tu potencial para asumir los cambios

20 diciembre 2013


En general, ante cualquier cambio en el lugar de trabajo solemos reaccionar con temor, en lugar de dar un paso adelante y afrontar los nuevos desafíos. Debemos analizar las causas que nos provocan esta ansiedad, y nos daremos cuenta que muchas veces la fuente de "sufrimiento" no son los nuevos requisitos, sino más bien la falta de disposición a evolucionar. El problema no está en que se están cambiando las circunstancias, mas bien en cómo estos cambios nos afectan a la hora de hacer un esfuerzo para adaptarse al nuevo entorno. Si redirigimos la energía que solemos emplear para culpar a los demás, o lamentar la injusticia que estamos sufriendo, hacia la anticipación y preparación al cambio, sin lugar a dudas, conseguiremos afrontar los nuevos retos con éxito.
Ante cualquier cambio en el lugar de trabajo solemos reaccionar con temor, en lugar de dar un paso adelante y afrontar los nuevos desafíos

Para evaluar el potencial de los empleados, las personas que lideran los equipos de trabajo pueden usar un sistema de autoevaluación muy simple donde se pondere de una forma honesta los comportamientos que tiene cada miembro del equipo para cambiar o mejorar de una forma autónoma.

Existen varias tácticas para maximizar las posibilidades que cada componente del equipo pueda tener en el futuro, de modo que el líder del grupo pueda anticiparse a todas las circunstancias que pudieran acontecer:

1. Ser reflexivo. Para aquellos miembros que tengan una valoración baja se recomienda hacer una lista de las competencias donde se están quedando cortos, estableciendo un plan de desarrollo supervisado y con la retroalimentación necesaria para hacerla efectiva en el tiempo.

2. Ir más allá de lo establecido. Los empleados no solo necesitan mantenerse al día tomando como ventaja las oportunidades de formación básicas que ofrecen sus empresas, sino que también deben unirse a equipos de proyectos, buscar nuevas asignaciones, y aprovechar cada oportunidad que se les presente.

3. Seguir buscando desafíos. Es importante hacer hincapié en las ganas de aprender, tanto dentro como fuera del lugar de trabajo. El tiempo de inactividad es el momento perfecto para trabajar en la mejora de habilidades específicas u otras más transversales.

4. Mantenerse conectado. Los empleados deben aprovechar las nuevas tecnologías para mantenerse conectados, de modo que puedan ampliar conocimientos en las diferentes materias, así como mantenerse actualizados.

5. Aprovechar el contexto multigeneracional. Por lo general, se identifican tres generaciones en el lugar de trabajo: las personas a punto de jubilarse, los que se encuentra en la mitad de su carrera profesional, y la nueva generación. Aquellos que están cerca del retiro pueden transmitir sus conocimientos, sin tener ningún prejucio hacia los más jóvenes mientras se mantengan activos en el trabajo. Los que están en la mitad de su carrera pueden ser los puentes entre las generaciones con más experiencia y los más jóvenes. La nueva generación puede compartir su entusiasmo por hacer las cosas desde otro enfoque, siendo respetuosos con los métodos más antiguos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTICIAS Y SITIOS DE INTERÉS

LO + VISTO