Abraza entornos desconocidos para triunfar

02 noviembre 2013


"Apoyarse en situaciones incomodas" significa tomar riesgos. La idea de tomar riesgos suele ser incómoda porque los individuos deben abrazar entornos desconocidos, y como la mayoría de las personas temen al fracaso, tienden a alejarse de estos ambientes. Sin embargo, la negativa a aceptar lo desconocido puede significar no experimentar el éxito. Los riesgos no deben ser tomados a ciegas y sin pensar, y si los individuos deciden que quieren tomar un riesgo, en un entorno difícil e incomodo, ese malestar puede ser el comienzo del crecimiento, el aprendizaje y los resultados positivos.

Algunos riesgos son menos amenazantes que la adopción de otros, y cuando el riesgo consiste en hablar con personas para hacer las cosas de forma diferente, entonces se requiere confianza. De hecho, confiar en las personas es un riesgo, ya que no se tiene ninguna garantía de cómo pueden responder. Pero si no existe un riesgo, entonces la confianza no puede ser cultivada, y la situación nunca cambiará para mejor.

A veces las personas para evitar el riesgo, esperan a que alguien de fuera lo solucione o a un momento mejor que pudiera venir en el futuro, pero es probable que ninguna de ambas situaciones suceda. Evitar el riesgo equivale a perder la oportunidad, y a menudo, las cosas siguen empeorando.
La negativa a aceptar lo desconocido puede significar no experimentar el éxito.

Un entorno abierto y seguro no es necesariamente aquel en el que no existe riesgo. Lo que significa es que las experiencias, los puntos de vista y las aportaciones de cada uno los miembros del equipo se valoran, y que la organización está dispuesta a esforzarse tanto en la seguridad emocional como se hace en la seguridad física. Cuando los individuos sienten que sus organizaciones y compañeros de trabajo están mirando hacia fuera en lugar de hacia ellos, se crea un ambiente en el crecimiento saludable y el éxito pueden tener lugar.

Un entorno en el que la gente está dispuesta a “apoyarse en situaciones incomodas” incluye una mayor disposición a:
    - Compartir ideas.
      - Tratar nuevos procesos.
        - Ser más amigable.
          - Tomar riesgos calculados.
            - Abordar las cuestiones incómodas o difíciles.
              - Asumir que se han realizado todos los esfuerzos razonables para llegar a la solución.

              Este modelo hace desarrollar un lenguaje compartido, e invita a otros a tomar riesgos buscando respuestas, abriendo una puerta hacia un lugar de trabajo más productivo y aumentando la confianza, dando una mayor sensación de equipo.

              Algunas iniciativas que pueden tomar los individuos para no sentirse cómodos y aprovechar las oportunidades asociadas a la asunción de riesgos pueden ser las siguientes: sentarse en la parte delantera de la sala durante una reunión en lugar de encontrar un lugar más cómodo para esconderse, hacer algún comentario cuando guardar silencio pudiera ser más oportuno, animar a los compañeros de trabajo a hacer comentarios y apoyarlos cuando lo hacen.





              3 comentarios:

              1. Una de las mejores afirmaciones que he escuchado últimamente: "La negativa a aceptar lo desconocido puede significar no experimentar el éxito"

                ResponderEliminar
              2. Todos intentamos permanecer en nuestra zona de confort, pero para alanzar ciertas metas es necesario alejarnos de estos entornos conocidos.

                ResponderEliminar

              NOTICIAS Y SITIOS DE INTERÉS

              LO + VISTO