Rasgos comunes de los triunfadores

12 septiembre 2013


Los individuos y las organizaciones se han dado cuenta de que en el clima altamente competitivo de hoy, estar en la media no es suficiente para alcanzar los objetivos. De hecho, las personas o empresas siempre encuentran a otros que han logrado un éxito mayor. Estos son los triunfadores, personas y organizaciones que llegan a ser referentes a nivel mundial. Existen una serie de rasgos comunes que explican por qué algunos individuos alcanzan un alto desempeño, logrando así el éxito.



Una persona con desempeño de alto nivel sin duda posee talento, sin embargo puede ser también consecuencia del entorno donde se mueve. Normalmente, aquellos individuos que conviven con personas que les animan a hacer las cosas mejor tienen mayores probabilidades de conseguir la excelencia en su desempeño. Tal vez son hijos o hijas que han tenido excelentes motivadores como padres, o han sido influenciados positivamente por otras personas que los han tutelado a través de los años.

Aquellas personas que destacan son las que tienen un amor intrínseco por lo que hacen, son muy apasionadas y conscientes de cómo la pasión ha sido el vehículo para su éxito

Otro rasgo común entre los alumnos de alto rendimiento es el deseo de mejorar en sus vidas. En muchos casos, nos hemos encontrado que los logros personales han sido la consecuencia de superar todos los obstáculos para salir de la pobreza o situaciones realmente difíciles.

El talento, el entorno y el deseo de mejorar son rasgos comunes que podemos encontrar, sin embargo hay otros muchos que los individuos con alto desempeño comparten. Para empezar, los grandes triunfadores son los soñadores. Se sienten atraídos por los deportes, los negocios, o cualquier forma de competencia, viéndose a sí mismos como ganadores.

Pero no es suficiente con soñar, también es importante ser curioso. Aunque poseas talento, esté puede verse eclipsado si no tienes interés en aprender. Tan importante como la curiosidad es la capacidad de emocionarse por los logros conseguidos, canalizando todas las energías para alcanzarlos. Aquellas personas que destacan son las que tienen un amor intrínseco por lo que hacen, son muy apasionadas y conscientes de cómo la pasión ha sido el vehículo para su éxito.

Otro rasgo común es el sacrificio, es decir, a qué estás dispuesto a renunciar en la búsqueda de la excelencia. El éxito no va a suceder mientras estás durmiendo, sino que llevará años de formación, de estudio y trabajo duro.

El “hambre” es otro rasgo común entre los triunfadores, y también es la razón principal por la que muchos campeones no logran mantenerse en la cumbre durante períodos de tiempo más largos. Después de alcanzar el éxito, pierden el estímulo necesario para permanecer en la cima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTICIAS Y SITIOS DE INTERÉS

LO + VISTO