Cómo autoevaluar mi presentación

10 diciembre 2012


Una de las características que separan a las personas de éxito de aquellas que no lo alcanzan, es la capacidad para aprender de los errores.

En una presentación la experiencia es de gran ayuda, pero adquirir experiencia es sinónimo de aceptar que se cometieron errores o que algunas intervenciones fueron mejorables.
Si deseas ser cada vez más eficaz, necesitarás evaluar el resultado de cada intervención y ensayar métodos de mejora.

La valoración de nuestra presentación es un proceso continuo que comienza en la etapa del análisis precio y que nos permite ir realizando los ajustes necesarios antes de llegar a la acción de la presentación en sí misma y una vez realizada ésta.

Momentos a valorar:


Antes de realizar la evaluación, debo plantearme si he formulado correctamente mis objetivos, si he tenido en cuenta las variables disposicionales y situacionales.

Durante la presentación. A partir de la actitud de los participantes, recibimos información muy valiosa, es decir, nuestra audiencia nos retroinforma continuamente de cómo lo estamos haciendo. Es por esto. que debemos estar atentos y adecuar nuestra presentación a estas señales.

Debemos ser lo suficientemente flexibles como para, en un momento dado, cambiar el ritmo de la presentación si percibimos cualquier síntoma de malestar en quienes nos escuchan.

Y si no somos capaces de actuar con esta flexibilidad, al menos, debemos ver lo que ha pasado para incorporar en el futuro estas capacidades a nuestro repertorio de habilidades.

Las preguntas y comentarios de los interlocutores también son una importante fuente de información ya que a partir de éstos podemos determinar el nivel de adaptación de los contenidos de los conocimientos e intereses de los asistentes, el grado de cumplimiento de los objetivos de la presentación, la adecuación del tiempo empleado,...

Al finalizar la presentación. Conviene realizar una valoración final sobre la efectividad de la presentación, así como sobre la actuación personal.
Estos datos y observaciones serán de utilidad para la preparación y ejecución de próximas intervenciones.


Algunos elementos a analizar en una presentación:


En los asistentes:
    - ¿Se consiguió el ambiente deseado?
      - ¿La participación fue idónea?
        - ¿Qué opiniones recibimos al finalizar?

        Respecto al material utilizado:
          - ¿El guión preparado funcionó?
            - ¿Disponemos del material suficiente?
              - ¿Disponemos de la información necesaria para contestar todas las preguntas?
                - ¿Las transparencias podían leerse con claridad desde cualquier punto de la sala?

                Respecto al material entregado a los asistentes:
                  - ¿Demasiadas aclaraciones a causa de falta de claridad?
                    - ¿Se echó en falta alguna información no entregada?
                      - ¿Recabamos alguna opinión de los asistentes? ¿Lo encontraron demasiado denso, escaso, difícil de seguir, sencillo y claro?

                      Referente a nuestra propia actuación:
                        - ¿Cómo nos sentimos?
                          - ¿Qué tal estuvo el manejo del tiempo?
                            - ¿Controlamos la presentación o se nos fue de las manos?
                              - ¿El manejo de las preguntas fue adecuado?
                                - ¿Qué funcionó mejor?
                                  - ¿Qué aspectos deberíamos haber evitado o mejorar en el futuro?
                                    - ¿Hicimos un uso adecuado del lenguaje verbal? ¿Y del no verbal?

                                      Es aconsejable dedicar un tiempo a analizar el resultado de las presentaciones, pero además, hacerlo después de su realización. Si se demora, la memoria no funcionará igual de bien y se habrá perdido gran parte de la información.


                                      No hay comentarios:

                                      Publicar un comentario en la entrada

                                      NOTICIAS Y SITIOS DE INTERÉS

                                      LO + VISTO