¿Cómo formar un equipo solidario?

01 agosto 2012


Una vez dispuestos los cuatro pilares de su equipo (misión, objetivos, funcionamiento del equipo y relación con los colaboradores) sólo queda fomentar la solidaridad entre sus miembros. La yuxtaposición de los talentos no es suficiente para formar un equipo que triunfe. Los colaboradores deben asimismo apreciarse, dialogar, ayudarse mutuamente en el día a día: la riqueza de estas interacciones es otra de las claves de éxito del resultado. ¿Cómo puedes contribuir a fomentar la solidaridad?




Primero. Fomenta la comunicación entre los miembros de su equipo.

Implementa un sistema de reuniones y entrevistas.

La información debe circular en el seno del equipo. Practica un tipo de gestión relacional, un sistema que promueva la vida de equipo y su trabajo.

Promueve intercambios formales e informales. Tienes 5 tipos de encuentros:

- Reuniones para compartir información, en el que se informa sobre los acontecimientos relativos a la vida del equipo.

- Reuniones de resultados, donde se informa de las actividades y resultados del equipo.

- Informes técnicos, donde se proyectan planes de acción o se resuelven problemas.

- Entrevistas individuales, donde se orienta a los colaboradores y haces con ellos un balance.

- Ocasiones excepcionales, como encuentros, visitas, celebraciones,...
    La yuxtaposición de los talentos no es suficiente para formar un equipo que triunfe


    Hacer explicativas las expectativas reciprocas y disipar los malentendidos.

    Implementa un sistema para disipar los malentendidos entre sus colaboradores. Las personas deben poder decirse lo que esperan unas de las otras en lugar de acumular frustración y resentimiento. Si no lo hacen espontáneamente, existe una herramienta que favorece las condiciones necesarias para este intercambio, son las llamadas reuniones para aclarar las expectativas reciprocas:

    - Cada colaborador escribe en un papel diferente lo que espera de cada uno de sus colegas y del equipo en general con el fin de mejorar el funcionamiento colectivo.

    - Cada uno debe expresar sus expectativas, ideas de mejora concretas basadas en hechos reales. Las críticas y los reproches quedan excluidos.

    - Recopilarás todas las notas en un cuadro disponiendo horizontalmente el emisor de las observaciones y en vertical los destinatarios, esto dará una visión de conjunto de lo que los miembros del equipo esperan los unos de los otros.

      Segundo. Estimula la cooperación en la acción.

      Un equipo solidario es un grupo de personas que se comunican, se comprenden y se ayudan mutuamente.

      Fija las reglas del juego.

      Mas allá de la organización, las reglas determinan los comportamientos esperados: tolerancia, respeto mutuo entre colegas... La adopción de estas reglas se lleva a cabo consultando al conjunto de los colaboradores. Es un proceso en tres etapas:

      - Pregunta a los participantes cuáles son sus expectativas. Así implicará a sus colaboradores y los estimulará para que se expresen.

      - Reformula las propuestas de acción de los participantes. De este modo se asegurará de que las propuestas han sido comprendidas.

      - Consigue que todos de por válidas las reglas del juego propuestas. Se trata de obtener el consentimiento general para estar seguro de que las reglas se consideran justas y útiles, y por consiguiente que serán aplicadas. 


      Asocia a sus colaboradores con las decisiones tomadas.

      Cuenta con tus colaboradores. Acostúmbrales a compartir dudas y soluciones, a pensar juntos en las dificultades que van a afrontar, a decidir en común sobre las acciones que se van a llevar a cabo. debes ser firme sobre los objetivos del equipo, pero deje a los colaboradores un margen de maniobra en la elección de los medios que se vayan a utilizar para alcanzarlos.

      Desarrolla una acción común.

      Confía a los colaboradores proyectos para desarrollar en equipo un plan de formación, una acción de comunicación o el perfeccionamiento de un proceso.

      Debes favorecer la capacitación mutua y el intercambio de técnicas:

      - Implementa binomios de trabajo temporales.

      - Organiza la tutoría de los nuevos miembros que se incorporen al proyecto. 


      Tercero. Refuerza la identidad colectiva.

      Los colaboradores deben sentirse unidos creando así un sentimiento de pertenencia, de identidad común.

      Organiza "grandes eventos" en la vida de tu equipo.

      Organiza celebraciones para festejar los logros del equipo, los objetivos alcanzados, los cumpleaños... todos los colaboradores deben participar en estos acontecimientos. Las celebraciones refuerzan las experiencias compartidas y promueven el desarrollo de la cohesión.

      Implementa un sistema de comunicación visual en el equipo.

      Podrías emplear un tablero a la entrada de los despachos que presenten las informaciones clave relacionadas con el equipo: misión, objetivos, nombres y apellidos de los colaboradores y función de cada uno, actividades comunes...

      Defiende el valor del trabajo en equipo ante tus superiores.

      Intenta que la dirección se dirija lo más a menudo posible al conjunto de su equipo. De este modo, reforzarás entre tus colaboradores el sentimiento de pertenencia a un colectivo.


      No hay comentarios:

      Publicar un comentario en la entrada

      NOTICIAS Y SITIOS DE INTERÉS

      LO + VISTO