Desajustes de habilidades en el trabajo

25 julio 2012


Algunos trabajadores están infrautilizados, siendo capaces de realizar tareas más complejas, mientras que otros carecen de las habilidades necesarias para desarrollar su trabajo.

Hay varias maneras de medir este desajuste de habilidades, aunque cada caso es particular, por lo que es necesario realizar un estudio individual. La mayoría de los análisis se centran en estudiar el lugar de trabajo y sus circunstancias, a partir de los datos de los que se disponen, pero pocos se basan en medir directamente las habilidades personales y las necesarias para desempeñar las tareas ligadas al puesto de trabajo.
El 30% de los trabajadores en los países europeos informan que tienen capacidades suficientes para hacer frente a tareas más complejas de las requeridas en su actual puesto

El siguiente gráfico muestra el desajuste de habilidades según la información facilitada por los participantes en la encuesta. El 30% de los trabajadores en los países europeos informan que tienen capacidades suficientes para hacer frente a tareas más complejas de las requeridas en su actual puesto, y alrededor del 13% sienten que necesitan más entrenamiento o aprendizaje para desempeñar las actividades que realiza en su trabajo.

También se puede observar que en países como Grecia, Eslovenia, Reino Unido o incluso España, un gran porcentaje de trabajadores se sienten bastante infrautilizados en sus empresas. Por otro lado este tipo de desviaciones es mucho menos importante en países como Austria. Si miramos lo contrario, es decir, el porcentaje de trabajadores que creen que deben formarse o aprender más para desarrollar plenamente las tareas asignadas en su puesto de trabajo, observamos que los pertenecientes a Austria, Estonia o Alemania sienten esta necesidad, siendo los trabajadores de países como Irlanda, Portugal o España los que están en el lado opuesto.



En algunos casos, el desajuste de habilidades puede ser ser temporal o coyuntural. De hecho, no es malo para la economía de un país, ya que estas personas con habilidades infrautilizadas pueden ser un remanente muy importante a utilizar en otros trabajos más avanzados, así como para la construcción de economías del conocimiento en el largo plazo. También, estas habilidades pueden utilizarse mas allá del mundo laboral, sirviendo para cubrir necesidades relacionadas con la educación, que tiene un impacto muy importante en la vida socioeconómica de un país. Una población con competencias de alto nivel también influye en el consumo de los llamados productos del conocimiento (software, ordenadores, servicios y productos informáticos,...), que puede generar un crecimiento en estos sectores.

Al mismo tiempo, el desfase entre las habilidades de los trabajadores y sus tareas puede afectar a los resultados económicos y sociales. De hecho, en el corto o medio plazo puede conducir a la pérdida de habilidades y a un despilfarro de recursos que se han utilizado para adquirir estas capacidades. Los trabajadores que están infrautilizados ganan menos que los trabajadores que sí están trabajando acorde a sus habilidades, por lo que tienden a estar menos satisfechos, generando un grado de rotación mucho mayor y afectando a la productividad de la empresa. Por otra parte, la productividad también puede verse afectada por los trabajadores cuyas bajas habilidades no corresponden con las necesarias para el desempeño de sus tareas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTICIAS Y SITIOS DE INTERÉS

LO + VISTO